Translate

lunes, 4 de abril de 2016

Saber mirar es saber amar

Eduardo Beltrán y García de Leániz / Almazán

Hay algo especial en esta villa cuando paseas por ella en días lluviosos, y sobre todo si lo haces a través del camino que discurre al lado del río, contemplando esos árboles inclinados, doblegados por la fuerza del viento y el empuje de las aguas del Duero, y observando el bonito colorido que la humedad proporciona a las piedras de sus edificios históricos, mientras te sientes envuelto por el trinar de las aves a tu alrededor.

Han sido días en los que el aire fresco de la mañana y la luz etérea difuminando el ambiente me han proporcionado una fuerza especial que ha permitido que mi misión en la villa fuera realmente maravillosa, a pesar de ciertas injerencias externas no deseadas.

Aunque cuidar de una madre no es una  misión para mi, sino un vínculo ancestral de amor, es un placer y un honor que me llena de orgullo y satisfacción por dedicarle mi tiempo ahora y durante los últimos diez años en que ella vive en su mundo. Nunca he sido avaro con mi valioso tiempo por lo que respecta a mi madre, aunque las arrugas de mis ojos tienen mucho que ver con la soledad e incomprensión que he recibido durante todo esta larga etapa.

Y los escasos momentos de lucidez en que ella te dedica unas palabras o una sonrisa, se convierten en uno de esos instantes mágicos con los que te obsequia la vida de vez en cuando y que te llenan de felicidad, y que muchas otras personas se pierden por su soberbia y falta de generosidad. 

Han sido días en los que las nubes han teñido el cielo de gris, otros en que los cielos azules lo inundaban todo, pero todos ellos han sido memorables, llenos de admiración y gratitud hacia una persona luchadora que sigue desafiando al tiempo.

Estos días he sido como un náufrago en la playa de la vida. 

Porque saber mirar es saber amar.






49 comentarios:

  1. Es todo un honor conocer a una persona tan entrañable que desprende tanto amor,entrega, belleza y honestidad. Eres muy grande!!!
    Un super abrazo, Margot

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El honor es mío, Margot, por tenerte cerca de mí como una amiga leal, llena de comprensión y sensibilidad. Gracias por dedicarme unas palabras tan bonitas.

      Eliminar
  2. Eres una gran persona de las que quedan pocas,me he emocionado,el tiempo pasa muy deprisa y es ese cariño y amor incondicional a los seres quetidos el que da sentido a la vida,ojalá hubiera más personas como tú!Besos y uno muy especial a tu mami. INMA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inma, una vez más tus comentarios me emocionan de una forma muy especial, pues sé que todas tus palabras vienen directamente del corazón. Gracias por tu amabilidad y por ser una gran persona.

      Eliminar
  3. Eduardo precioso. La verdad que me dejas asombrado toda esa parte emocional intelectual. Por cierto las fotos con tu madre me dejan un nudo en la garganta.
    Onorio
    W

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Onorio, por demostrar tu sensibilidad y expresar lo que sientes.

      Eliminar
  4. Eres una cajita de sorpresa me encanta y te diré que tu madre esta estupenda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, anónimo, la verdad que mi madre siempre está guapa a pesar de los años y de su Alzheimer.

      Eliminar
  5. Impresionante. Precioso. Eres hermoso.
    Rafa S.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tanto entusiasmo y adjetivos tan bonitos, Rafa, sobre todo porque vienen de una persona tan especial como tú.

      Eliminar
  6. Un escrito precioso lleno de vida y de luz. Tu madre muy guapa!
    Javier

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy agradecido por tu comentario, Javier. Gracias por dedicarme esas palabras tan bonitas para mí madre y para mí.

      Eliminar
  7. Eres maravilloso, que lindo y que verdad tan grande dices. Esos momentos de lucidez de los que hablas me los imagino como ese momento en el que haces una fotografía, es muy rápido, muy fugaz pero que si capturas ese momento lo disfrutas como nada en el mundo.
    Me encanta que compartieras esta maravilla conmigo porque yo también amo a mi madre y aunque en la distancia siempre estoy con ella.
    Paul R.
    M

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me impresiona leer tu comentario, pues has elegido una comparación preciosa, los momentos de lucidez con los momentos de capturar una imagen. Pero que se puede esperar de un gran fotógrafo como tú.
      Muchas gracias por las bonitas y emotivas palabras que me regalas. Es una gran fortuna tenerte como amigo. Gracias.

      Eliminar
  8. Muy bonito y sensible. Das envidia de cómo escribes y te expresas.
    Paqui
    W

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Paqui, sólo expresó lo que siento en determinados momentos y nada más.

      Eliminar
  9. No sabes hasta que punto te comprendo, pero también te digo que el día que no esté contigo, atesoraras esos momentos como uno de los pilares de tu alma... Un beso enorme
    Mar
    M

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu bonito comentario, Mar. Llevas toda la razón cuando hablas de los pilares de tu alma formados por esos recuerdos que vas atesorando a lo largo de la vida. Besos.

      Eliminar
  10. Me ha gustado tu post. Tu madre está estupenda y tal y como yo la recuerdo y eso que hace mucho que no voy a Almazán.
    Pablo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pablo, hace tiempo que no te vemos tampoco, pero dices bien cuando ves a mi madre como siempre, a pesar de que cumplirá 94 años. Hay personas que están hechas de una pasta especial, y la bondad y la luz que mi madre siempre ha irradiado se ve reflejada ahora en su rostro por mucho que el Alzheimer haga estragos en su cabeza.

      Eliminar
  11. Menos mal que estoy en una sala, porque se me han saltado las lágrimas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un comentario propio de una persona sensible y maravillosa, que sabe reflejar los sentimientos en cualquier situación. Gracias anónimo!

      Eliminar
  12. Preciosas palabras, Eduardo.
    Raquel

    ResponderEliminar
  13. Muy bonito, Eduardo.
    Jesús

    ResponderEliminar
  14. Eduardo me has emocionado , siempre has sido un buen hijo y has estado con los tuyos en los buenos y en estos momentos tan delicados junto a tu querida madre . Un abrazo muy fuerte.
    Fernando
    Fb

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus bonitas palabras, Fernando.

      Eliminar
  15. Emocionantes palabras, Eduardo. Casi poesía. Un besazo. Adelaida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Adelaida, tus comentario me llena de alegría pues sé que procede de una persona sincera, culta, exigente y sensible. Un beso.

      Eliminar
  16. Gracias Eduardo por compartir tanta maravilla, con tanto amor y sensibilidad, eres un genio, las fotos son preciosas, desprenden mucho amor y admiración, que linda tu mamá. Besos.
    Esther

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí siempre es un placer compartir este tipo de escritos con personas sensibles, bondadosas y llenas de una gran energía como tú, Esther. Y muchas gracias por esas palabras tan bonitas que me dedicas. Besos.

      Eliminar
  17. Miradas tan sinceras y tan tiernas sólo pueden venir de personas muy especiales. Lo que escribes, todo un homenaje a tu madre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces las miradas dicen mucho más que unas palabras, y si se mira con sinceridad no hay nada que esconder, todo fluye de una forma natural, llena de vida y energía. Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  18. Preciosas y emotivas palabras, Eduardo, me encanta tu sensibilidad y eso se transmite en tu talento para la pintura además de para la escritura.
    R.Dominguez
    Fb

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy amable por dedicarme este bonito comentario, siempre trato de poner lo mejor de mí en lo que hago, aunque a veces no lo entiendan, pero uno siempre tiene que ser fiel a sí mismo. Gracias.

      Eliminar
  19. Detras de una cabeza que hace estragos hay mil recuerdos de una vida. Buscamos en los ojos, las manos, la sonrisa alguna pista que nos haga revivir momentos ya pasados y estan, claro que estan...en esa cabeza que ahora hace estragos, en la nuestra y en el corazon de ambos. Seguro. Y eso no hay alzheimer que lo robe.
    Nerea de francisco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo has expresado perfectamente, Nerea, hay algo que no se puede llevar la enfermedad, y eso permanece en nosotros. Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  20. Hola soy Cristina, dueña de Mia. El escrito es fantástico,con mucha sensibilidad y tu madre a pesar de todo está fantástica. Mucho besos de tus amig@s peludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Cristina, y la verdad mi madre siempre ha estado y está fantástica como tu dices.

      Eliminar
  21. Siempre sorprendiéndonos y emocionándonos con tu buen hacer en tantas cosas . Precioso post dedicado a tu madre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu apoyo y entusiasmo, es un escrito dedicado a mi madre y a todas las madres que sufren de esta terrible enfermedad.

      Eliminar
  22. El amor de una madre es incondicional.sólo el día de mañana se demuestra el amor de un hijo.el tuyo es incondicional también.pocas personas hacen lo q por tu madre estas haciendo.las personas buenas se merecen lo mejor.y no hay mayor satisfacción el dar.pero también el recibir una sonrisa,un abrazo,un te quiero.de las personas que más queremos.ese es el verdadero amor y es lo mejor que se puede recibir en esta vida.lo material,sólo es eso,material.se gasta y no vuelve.el sentimiento del que da y recibe siempre quedará ahí.un saludo y sigue disfrutando de tu mamá todo lo que puedas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Merce, por tu sensibilidad y tus bonitas palabras, todas llenas de amor hacia las personas que nos traen al mundo y nos enseñan a andar en él. Y como tú dices bien, lo material se va, los sentimientos perduran siempre.

      Eliminar
  23. Un post precioso, lleno de ternura y amor.
    Ana

    ResponderEliminar